BIENVENIDOS

El grupo coordinador de la Escuela Familiar de la Institución Educativa La Inmaculada, abre este espacio como parte del proceso registrado en la ayuda a nuestras familias como base de la sociedad...
Reciban nuestra calurosa bienvenida, esperando servirles en sus inquietudes y sembrar espacios de reflexión que les permitan modificar o fortalecer sus percepciones.
Esperamos sea de su agrado, e igualmente, esperamos sus sugerencias en pro de mejorar nuestro proyecto, que es de ustedes, por ustedes y para ustedes.
Cordialmente, Astrid Zuluaga Suárez - Yenny Quintero Arango.
Docentes y Coordinadoras, Escuela Familiar















martes, 4 de mayo de 2010

EL MATONEO ESCOLAR


El término matoneo escolar, llamado en ingles bullying, se refiere a las actitudes tiránicas e intimidatorias de uno o más alumnos contra un estudiante.
También se define como un comportamiento en el cual, de manera constante y deliberada se hace que otra persona se sienta mal, incomoda asustada o amenazada, es de carácter constante, haciendo que aquellos alumnos se sientan intimidados e impotentes, sin poder llegar a defenderse.
Existen diversas manifestaciones del matoneo en los colegios, está la de exigir dinero a cambio de no golpear al compañero, o dar a conocer algo que le puede causar problemas; otra forma es la del maltrato físico, con golpes, patas, empujones, los llamados chapetazos; una manifestación más del matoneo es la burla, las amenazas, el colocar apodos crueles e insultantes, hacer bromas de mal gusto, atacar en grupo a alguien, retándose en pandillas y esperándose en las afueras, enviando mensajes de texto por Internet, llamadas insultantes, chistes de mal gusto sobre la religión, el color o algún defecto físico.
Este fenómeno o problemática es tan importante y trascendental, que el pedagogo social Frank Schallenberg, en su libro Te ha tocado, manifiesta que el daño que le ocasiona a los menores cuando se convierten en adultos es gigantesco.
El niño que lo sufre tiene grandes periodos de angustia, desamparo y terror. Suele estar solo porque casi nadie le ayuda ni en su casa le creen. Se desconcentra, tiene dolores de cabeza o malestares estomacales, es inseguro.
En el caso del agresor, es una persona que no se adapta al mundo, y pierde la capacidad de desarrollarse social y emocionalmente de otra forma que no sea la violenta, dice Schallenberg.
Además trae perturbaciones del desarrollo y perjuicio en la salud. Sus efectos no son inmediatos sino a largo plazo.
Los resultados de esta perversa practica dada en los colegios traen consigo consecuencias funestas, además de las anteriormente citas; ya que en los Estados Unidos, para citar solo un ejemplo de tantos, los alumnos que en un momento determinado arremeten con un arma de fuego contra sus compañeros agresores, contra profesores, directivos y demás miembro de la comunidad educativa, han sido victima del matoneo escolar, y finalmente optan como represalia o forma de manifestar su descontento y frustración realizar estas masacres, con saldo altamente lamentable.
En días anteriores la prensa nacional hablaba del caso de un adulto que agredió a una profesora porque esta cuando niño lo maltrataba, o sea utilizaba una forma de matoneo escolar.
La pregunta que muchos padres de familia, docentes y directivos se hacen es: ¿qué hacer cuando en nuestras instituciones educativas se presenten este tipo de desviación escolar?
La psicóloga Mónica Clavijo, recomienda lo siguiente:

Estimule a su hijo para que hable sobre el problema, demuéstrele que usted lo apoya, trate de escucharlo calmadamente y no sobreactué, trate de averiguar cuando y donde la intimidación tuvo lugar.
A los profesores se les recomienda estar alerta para detectar matoneo fuera y dentro del salón de clases.
Todos los profesores deben estar preparados para manejar cualquier incidente en el que se observen o sospechen un acto de matoneo o intimidación atreves de las siguientes estrategia: Hable con el estudiante y demuestre seguridad, tome a tiempo las medidas necesarias, diligencie una nota escrita de lo que esta pasando, reporte el incidente al coordinador o rector, los cuales se encargan de aplicar los correctivos del caso, previo trabajo con los estudiantes, padres de familia y profesores que estén involucrados y previniendo la intimidación.
Necesitamos unirnos como comunidad educativa para prevenir o corregir los casos que se presenten en nuestras instituciones educativas este fenómeno del matoneo escolar, pues de esta manera estaremos evitando grandes males y complicaciones a nuestros estudiantes y en especial al hombre del mañana, como dijera el rey Salomón, "instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo nunca se apartará de el".

Enseñemos para el futuro, eduquemos para la eternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor dirija su comentario... Recuerde, es de vital importancia conocer su punto de vista, siempre y cuando este sea oportuno y válido como sugerencia constructiva... Muchas gracias!...